El objetivo de esta Alerta es llamar la atención de la comunidad internacional sobre la situación de seguridad de los integrantes de la Asociación Arcoiris, organización LGBT acompañada por Brigadas Internacionales de Paz (PBI) desde julio de 2015.

La Asociación Arcoiris trabaja con el compromiso de empoderar e informar a la comunidad LGBT sobre temas relacionados con la salud integral y la defensa y promoción de los DDHH de la diversidad sexual. La organización participa en espacios de incidencia nacional e internacional como la Plataforma para el Examen Periódico Universal Honduras. Recientemente su coordinador técnico, Donny Reyes, fue elegido miembro suplente del Consejo Nacional de Protección de los DDHH.

PBI expresa su profunda preocupación por el incremento de incidentes de seguridad reportados por dicha organización, incluso 6 asesinatos en los últimos 8 meses. Esta situación evidencia la violencia endémica a la que se enfrentan las organizaciones LGBT, y que afecta gravemente su trabajo, reduciendo el espacio para la defensa de los derechos humanos de esta comunidad.

En archivo adjunto encontrará la versión completa de la Alerta y también en el siguiente enlace: bit.ly/ALERTA_Honduras

Por todo lo anteriormente expuesto, PBI solicita a la comunidad interncional:

– Exigir al Gobierno de Honduras el pleno cumplimiento por parte del Estado de las medidas cautelares  otorgadas por la CIDH a miembros de la asociación Arcoiris, así como exigir que se garantice la  seguridad de las personas que participan y lideran la Asociación.

– Urgir al Gobierno de Honduras a la pronta implementación de las 152 recomendaciones recibidas en  el marco del EPU, en particular de las siete relativas a la situación de la comunidad LGBT.

– Solicitar la pronta reglamentación y dar seguimiento a la efectiva implementación de la Ley de  Protección para las y los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y  Operadores de Justicia, aprobada el 15 de mayo 2015 por el Congreso Nacional de la República de  Honduras.

– Solicitar que el nuevo código penal, cuya aprobación está prevista para junio 2016, incluya las  medidas adecuadas para prevenir y condenar los actos de discriminación y crímenes de odio en  contra de la comunidad LGBT por motivos de identidad sexual y de género.